8.2.09

Mathieu

Vuelvo a dos de mis pasiones: la acuarela y el retrato. Por fin tengo mi mesa de dibujo puesta a punto y todos los materiales hacinados sobre ella. Eso me da seguridad.

El dibujo es de un extraño personaje que me visitó en sueños la noche pasada. Quizá plasmándolo sobre el papel consiga descifrar parte del misterio que le rodea y que, a día de hoy, me tiene algo inquieto.

7 comentarios:

TB97 dijo...

Igual te lo encuentras un día por la calle! MIEDO!!!

Iratxe dijo...

uiii.........inquietante. y que hace?

me encanta como ha quedado con el color!

sallymon dijo...

La seguridad de los objetos...

Amaia Arrazola dijo...

que suerteeeeeeeee

yo también quiero una mesa de dibujo en condiciones y no los tablones sobre dos patas que tengo.....

la escuela, bueno.... la verdad que la tengo un poco apartadilla... es que me acabaron contratando en mccann de ilustradora, asi qeu... no puedo llegar a todo.
pero bueno, para un futuro siempre podré acabarla!
un bsote!

Nader dijo...

Tb, a ver si me lo voy a encontrar, que con estas cosas ya se sabe...

Iratxe, yo también estoy muy contento con el color, hay cosas que sólo la acuarela puede conseguir...

Sally, hagamos una lista de esos objetos "osito de peluche".

Amaia! Lo importante es que no dejes de dibujar. Las escuelas sólo despiertan la curiosidad, esa es mi experiencia y mi opinión. besos!

MM dijo...

¿ Se da cuenta de ke lo ke escribe parece el inicio del argumento de una peli?

Sara Morante dijo...

Es el retrato de Doria Gray. Estoy convencida de ello. O eso, o el ama de llaves de Rebecca...