6.8.11

Qué tarde tan solitaria / What a lonely afternoon

7 comentarios:

Postcards from Paris dijo...

ays...que alegría poder ver el resultado de tu última ilustración, me encanta dejarme sorprender por bailes tan bien orquestados como este y es que la poética de la violencia no tiene límites...más que comprobado!

noemozica dijo...

ahora q ya no nos han dejado casi nada por echar en falta, que ya prácticamente no podemos perder, quememos el mundo como hacía Federico Luppi con el grandero (Mi lugar en el Mundo), y echemos a volar... alto, tan alto, que ni el humo ni lal música nos puedan tocar...

noemozica dijo...

ahora q ya no nos han dejado casi nada por echar en falta, que ya prácticamente no podemos perder, quememos el mundo como hacía Federico Luppi con el grandero (Mi lugar en el Mundo), y echemos a volar... alto, tan alto, que ni el humo ni lal música nos puedan tocar...

Dara Scully dijo...

(traigo una tirita para el muchacho de la herida en la rodilla)



pd: y galletas,
para que las reparta.

Iratxe López de Munáin dijo...

no hay nada como que unos violines suenen para ti tras una caida...¿o disparo en la pierna?
fantástica como siempre Nader!

Nader dijo...

Qué gustazo contar con vuestra visita..! Gracias a todas por no faltar ;)

uve dijo...

Espectacular esta última ilustración!
Y enhorabuena por la expo, tiene buenísima pinta...aunque nos pilla un poco lejos...
abrazos!